AtletasFichajes

¿QUIÉN SE SUBE AL BARCO? 8ª Escala

Bienvenidos de nuevo a “¿Quién se sube al barco?” sección en la que os presentamos a algunas de las novedades en el club, analizando sus inicios, sus mejores marcas de la última temporada y sus impresiones  sobre su nuevo club.

Hoy nos toca hablar de una vallista, orensana, con orígenes brasileños y nacida en Canarias. Una auténtica mezcla geográfica la de esta joven atleta de 19 años, Aitana Leguiçano Rodríguez. Esta será su novena temporada, la primera en el Atletismo Femenino Celta tras su paso por el desaparecido club de su ciudad, el Ourense Ac.Postal,  y tras competir últimamente como independiente. Igual hay algún despistado que se acuerda de una caída en la última recta de la final de los 200 m lisos del Campeonato Gallego Junior en PC en Riazor del año pasado, si es así, esa era nuestra protagonista de hoy.

Como decíamos, Aitana es vallista, su mejor prueba son los 400 m vallas, que es la prueba en la que ha participado en sus campeonatos de España, aunque su historial dice que algún heptatlón también ha completado durante sus años de atleta.

El año pasado corrió desde los 60 m en pista cubierta hasta un 800 m al aire libre, por lo que se trata una atleta polivalente dentro de la velocidad, pero sobre todo dentro de las vallas. Es la actual campeona gallega Junior de 400 m vallas y tercera absoluta, consiguiendo medallas en PC también en los 50 m vallas y en el 400 m Junior.

60 m PC: 8.80

60 m vallas (0.84) PC: 10.05

200 m: 28.01

400 m: 1.01.16

800 m: 2.34.12

100 m vallas (0.84) PC: 17.15

400 m vallas (0.762): 1.05.90

Es por ello que el club está contento con su incorporación, ya que no es fácil encontrar atletas que se dediquen a esto de pasar vallas. Y que desde hace un par de temporadas cuando la combinera Isabel Vázquez se fuera a estudiar a Salamanca y Lorena Vázquez se retirara había quedado un poco justo de integrantes este sector. Podemos decir que con ella se da un salto cualitativo en cuanto al 400 m vallas se refiere.

 Bienvenida y “¡Que me muera si flaqueo!”

Anterior post

SIGUIENDO LA PISTA

Siguiente post

SIGUIENDO LA PISTA