AtletasHistoria

CÉLTICOS DE OTRA ÉPOCA: Ruiz de Ocenda

Benito Ruíz de Ocenda fue uno de aquellos completos deportistas que debutaron en las pistas de Balaidos allá por los años cincuenta.

RUIZ DE OCENDA FAME CELESTE

Tras más de veinte años sin atletismo céltico, en la primavera de 1950 se recuperó la actividad del equipo celeste. Hasta entonces sólo competían en balaídos otros equipos de atletismo de la ciudad olívica como la Sociedad Atlética de Vigo, donde se hallaba desde mediados de los cuarenta aquel fornido joven conocido deportivamente como “Ocenda”.

El Celta comenzó fuerte, destacando en los Campeonatos Gallegos de Atletismo gracias a la actuación de cuatro atletas en la prueba de los relevos 4×400: Estévez, Lopo, Gayoso y Ocenda. Sería en aquella modalidad en la que los célticos finalizarían victoriosos, pues por equipos reinaría en Galicia el Deportivo, seguido de cerca por el Celta.

En aquel torneo gallego se firmó el debut de muchos atletas con los colores celestes en Balaídos y Ocenda fue uno de ellos. Además de la gran actuación por relevos, el Celta contó con el triunfo de Cándido Gil, Servando Lopo y Andrés Fornos, en las modalidades de lanzamiento de peso, 80 y 300 metros lisos y salto de longitud respectivamente.

Además de estos hombres, el Celta contó en aquel evento con destacados deportistas como Roberto Rodríguez Ozores y el campeón de martillo Moreno, quienes también dejaron sus grandes registros a lo largo de aquel año 1950.

Por entonces, el gran Alfonso Posada ejercía como delegado del equipo mientras que el Celta afrontaba sus primeros eventos deportivos de aquella lejana década.

El siguiente gran reto para Ocenda vendría en un “match” disputado en Balaidos entre atletas de la Selección de Vigo y Oporto, pero no sería un buen día para los vigueses, pues los lusos se impusieron con claridad, destacando el papel del vigués Prada en el salto de altura con su marca de 1,72. En aquella jornada, Ocenda compitió en los 400 metros vallas ocupando el tercer lugar.

En 1951, los célticos se “vengarían” con una magnífica victoria ante su público. Consiguieron imponerse a los portugueses por un estrecho margen (69-67 puntos). Fue el primer torneo internacional del Celta en el que arrasaron los célticos Ozores, Varea, Allende y Quintanilla.

Ocenda participó en varios compromisos de la selección viguesa de atletismo y disfrutó de las últimas competiciones del Real Club Celta en atletismo, dejando como última hazaña deportiva la obtenida entre el 14 y el 15 de Julio en Riazor, donde el equipo vigués ganaría por vez primera unos Campeonatos Gallegos en terreno coruñés.

Poco más duraría la actividad atlética en el Celta, y con esta última gran victoria se cerraría un nuevo ciclo deportivo que no se reanudaría hasta los años sesenta, cuando Ruíz de Ocenda sólo participaba como jurado en las competiciones de atletismo.

Una vez finalizada su etapa en el Celta, Benito Ruíz de Ocenda se marcharía al Club Alerta F.J. para continuar compitiendo a gran nivel.

Txema Ereaga: http://fameceleste.blogspot.com.es/

Anterior post

9 Mayo 2015

Siguiente post

Alberto Elena ¡DETRÁS DE LOS TACOS!