AtletasHistoria

CÉLTICOS DE OTRA ÉPOCA: Carlos Cerdeira

Txema Ereaga: http://fameceleste.blogspot.com.es/

Carlos Cerdeira figura como uno de los primeros atletas de los años cincuenta en las filas del Real Club Celta. Fue uno de esos neófitos que debutaron en las pistas de Balaidos, ya que hasta aquella década no hubo ocasión de ver al Celta practicando atletismo en el estadio de Balaidos, el cual fue inaugurado en 1928, cuando ya había concluido la primera etapa céltica en este deporte.

Por entonces se hallaba Alfonso Posada como delegado del equipo , cargo que le fue ofrecido por el ex-futbolista y entonces directivo, a la sazón, que fue Venancio González. Varios debutantes se congregaron en Balaidos para estrenar como célticos las instalaciones deportivas del club, entre los que se hallaba el jovencísimo Cerdeira. El Celta contó con importantes victorias en lanzamiento de peso, 80 y 300 metros lisos y salto de longitud, todo ello gracias a los célticos Cándido Gil, Servando Lopo y Andrés Fornos, respectivamente. Entre el 1 y 2 de Julio de 1950 se disputó también en Balaidos los Campeonatos Gallegos absolutos, donde el Deportivo de La Coruña venció por equipos, quedando el Celta en segunda posición.

Cerdeira participó en aquellas citas deportivas, y también lo hizo en las del ejercicio 1951, año en el que el club vigués brilló como nunca. El F.C. Porto sucumbió ante el poderío de los atletas vigueses al perder por equipos 69 a 67. Aquel 24 de Mayo de 1951 se vivió una gloriosa jornada internacional para el atletismo gallego, en el que destacaron atletas como Roberto Rodríguez Ozores, Antonio Varea, Joaquín Allende y Quintanilla.

La actividad atlética del Celta cerró su segunda etapa de existencia en el verano de 1951, pero no sin antes lograr otra histórica hazaña deportiva. Los célticos vencieron por vez primera al Deportivo de La Coruña en su propio estadio. El Celta se proclamó campeón de Galicia en Riazor triunfando en los Campeonatos Gallegos gracias al pundonor de sus deportistas. No figura Cerdeira en aquella gloriosa participación, y es muy probable que por entonces no figurase en las filas célticas.

Él no sería el único en abandonar el Real Club Celta en 1951, pues en aquel verano cesaría la actividad atlética y todos sus atletas se marcharon a otros clubes de atletismo, mientras que otros decidieron practicar otros tipos de deportes.

Los datos parecen señalar que Carlos Cerdeira se convirtió en un excelente y prometedor jugador de baloncesto que jugó en el Estudiantes de Baloncesto de Vigo. Es probable que tras su mínima experiencia como atleta decidiese dedicarse al mundo de la canasta, en el que llegó a destacar desde mediados de los cincuenta para adelante.

Anterior post

CÉLTICOS EN LA CARRETERA: Campeonato Gallego Cross Corto

Siguiente post

CÉLTICOS PREMIADOS